15 mayo, 2019

Novedades

Buscando nuevos blancos terapéuticos en el tratamiento del cáncer

En el laboratorio de Biología Molecular y Apoptosis nos explican los objetivos que persiguen sus investigaciones en relación al tratamiento de pacientes oncológicos.

Compartir en redes sociales

La muerte por cáncer en general, no se debe al desarrollo de un tumor primario que pueda ser extirpado o eliminado por intervención quirúrgica o tratamiento oncológico, sino a su propagación por metástasis.

Los tumores no son una masa de células idénticas, sino una heterogeneidad conteniendo distintos tipos celulares. Las células responsables del origen tumoral son conocidas como “células madre tumorales” o cáncer stem cells (CSC). Estas dan origen a todos los clones que forman parte del tumor, así como a las metástasis. Son las responsables de la propagación debido a su alta capacidad migratoria e invasiva de tejidos, así como una alta quimioresistencia a los tratamientos oncológicos, dando lugar a las recidivas y cronicidad de la enfermedad.

Entre los procesos que controlan el destino de las células se encuentran: la apoptosis, la autofagia y la senescencia.

- La apoptosis se trata de una muerte celular programada (se dispara un programa suicida) por el cual se eliminan células dañadas o que ponen en riesgo tejidos y órganos circundantes.

- La senescencia, es un estado de arresto irreversible del ciclo celular, por el cual las células dañadas ya no pueden replicarse y dejar descendencia. El contenido de células senescentes aumenta con los años y acompañan normalmente el envejecimiento conforme se acumulan daños genómicos por mutaciones, el efecto de radicales libres y el acortamiento telomérico. Ambos procesos resultan anti-tumorales, dado que evitan la multiplicación de células con daños genómicos que podrían dar origen a tumores malignos. Cuando estos procesos fallan y ocurren de modo descontrolado, a gran velocidad o tempranamente en el desarrollo debido a señales fisiológicas, mutaciones o condiciones patológicas, pueden dar origen a enfermedades autoinmunes o degenerativas.

- La autofagia, involucra el reciclado de moléculas y organelas de la célula, para eliminar aquellas que se encuentran dañadas, o en niveles elevados no adecuados para la célula, o para la renovación de la estructura celular en una diferenciación o transformación, así como para obtener energía en situaciones de estrés. Puede llevar a la muerte celular si ocurre de modo exacerbado.

Las CSC presentan una alta resistencia a la muerte celular, no ingresan en senescencia y la autofagia constituye una estrategia de supervivencia en condiciones de estrés por falta de nutrientes u oxígeno (una baja irrigación sanguínea cuando el tumor aumenta de tamaño por ejemplo).

En nuestras investigaciones utilizamos modelos in vitro de líneas celulares humanas, cultivos primarios de distintos orígenes, muestras biológicas de intervenciones quirúrgicas, así como modelos animales. Investigamos los mediadores y señales que provienen de tejidos circundantes al tumor, hormonas, así como la acción de distintas drogas y componentes de origen vegetal sobre el crecimiento y propagación de tumores y sus efectos sobre las CSC. Nuestro objetivo es identificar nuevos blancos terapéuticos y nuevas alternativas anti-tumorales que faciliten la eliminación de las CSC y mejoren los tratamientos oncológicos, disminuyendo la mortalidad por cáncer y mejorando la calidad de vida de los pacientes oncológicos.

Compartir en redes sociales